Algarve es la región sur de Portugal, con un crecimiento económico estable y buena calidad de vida, conocida por sus playas, golf, tradición y asimetría entre pueblos pesqueros y agrícolas ...

Algarve es la región sur de Portugal, con un crecimiento económico estable y buena calidad de vida, conocida por sus playas, golf, tradición y asimetría entre pueblos pesqueros y agrícolas …

Algarve, sur de Portugal

Algarve es la región turística ubicada en el sur de Portugal, con un litoral bañado por el Océano Atlántico al sur y al oeste. Reconocido como el mejor destino de playa nacional, campos de golf reconocidos a nivel mundial y uno de los mejores destinos vacacionales de Europa, la región destaca por su gran belleza natural, su clima atractivo y la gran cantidad de lugares cuyo patrimonio religioso, histórico y cultural es manifiesto. El Algarve a menudo se divide en dos partes, el Barlavento y el Algarve oriental. Barlavento corresponde a la zona occidental, integrando localidades como Albufeira, Portimão, Lagos, Sagres, Aljezur y otras, que destaca por una región costera llena de acantilados y acantilados que rodean las playas de arena blanca. Sotavento es la parte más oriental del Algarve, que forma parte de la zona de inversión Triângulo Dourado (los complejos turísticos de Quinta do Lago, Vale do Lobo y Vilamoura) y lugares como Quarteira, Loulé, Faro (capital del Algarve), Olhão, Tavira y Vila Real de Santo António, incluido el Parque Natural Ria Formosa y algunos de los campos de golf más aclamados de la región. El Algarve también está dividido por la Serra do Caldeirão, la cadena montañosa más grande de la región que separa la región costera y el Algarve barrocal, acentuando las diferencias paisajísticas del Algarve y llevándonos desde las largas arenas claras, delimitadas por acantilados de la costa, hasta el verde natural de la Sierra Algarvia, en un escenario con vegetación endémica y lugares de gran interés geológico, histórico y cultural. Para los más aventureros, también será imperativo recorrer la Gran Ruta Peatonal conocida como Vía Algarviana, ya que se extiende a lo largo de 300 kilómetros, segmentados en parcelas más pequeñas que conectan, en su extensión, Alcoutim y Cabo de S. Vicente. Via Algarviana pasa por los principales puntos de interés de varios condados del Algarve, lo que permite una visión general del Algarve. Paralelamente, la Ecovia Litoral permite momentos de caminata o bicicleta por carriles bici y caminos de tierra, conectando, a través de una ruta costera de gran belleza natural con una vista privilegiada sobre los acantilados, escarpes y el mar, desde Vila Real de Santo António a Sagres.

Qué hacer en el Algarve

El Algarve destaca como destino turístico de referencia, con una gran diversidad de actividades aptas para todo tipo de visitantes. Entre los puntos más atractivos de la región, encontramos las playas de arena blanca, bañadas por el Océano Atlántico con paisajes cortados por acantilados rojos, las aguas cristalinas y las dunas. Muchas de estas playas son buscadas internacionalmente por los surfistas, y en la costa oeste, la zona de Sagres es un referente internacional para el surf. El golf es otro de los deportes de referencia en el Algarve, con numerosos campos de golf donde podemos aprovechar algunas de las mejores infraestructuras de golf europeas. Junto a estos campos verdes, los paisajes idílicos de la naturaleza local destacan el Algarve como destino natural, donde paseos por la naturaleza te permitirán entrar en contacto con increíbles paisajes y experiencias de observación de la vida animal, incluyendo Observación de aves. Finalmente, los principales municipios del Algarve permitirán el contacto con la cultura, la tradición y la historia local, a través de sus festividades, museos con una colección rica y diversa, y el vasto patrimonio construido. Y cocina local, con platos de pescado fresco durante todo el año, recetas tradicionales desde los sabores de la montaña, hasta la frescura del mar, pasando por dulces de almendra, higo y algarroba.

Municipios del Algarve

Mapa de los 16 municipios de la región de Faro, Algarve en el sur de Portugal

Mapa de los 16 municipios de la región de Faro, Algarve en el sur de Portugal

Hay 16 municipios en el Algarve, a saber, Loulé, São Brás d’Álportel, Faro, Olhão, Tavira, Castro Marim, Vila Real de Santo António, Alcoutim, Albufeira, Portimão, Lagoa, Silves, Monchique, Lagos, Vila da Luz, Sagres (Vila do Bispo) y Aljezur. Todos ellos incluyen parroquias de interés y, en el caso de Loulé, engloba los 3 complejos turísticos conocidos como el Triángulo de Oro de Portugal.

Triangulo Dorado

El Triângulo Dourado en el Algarve es un nombre atribuido a los 3 complejos turísticos de Vilamoura, Quinta do Lago y Vale do Lobo. Un destino turístico de referencia en la región del Algarve por el diferencial de calidad que brindan a visitantes y residentes. Se trata de resorts de lujo que se extienden a lo largo de la costa atlántica, ganando renombre internacional como desarrollos turísticos de alto standing: Quinta do Lago, Vale do Lobo y Vilamoura. Buscados por inversionistas y turistas de todo el mundo, estos espacios modernos cuentan con innumerables comunidades extranjeras de los más diversos orígenes, creando un espacio multicultural y multilingüe donde la pluralidad convive con el lujo, el ocio y el ambiente permanentemente festivo. El Triángulo Dorado es muy buscado como destino de golf, destino de navegación, centro ecuestre, y destino de baño, siendo un destino turístico de alto nivel, donde Podrás encontrar playas cortadas por dunas y coloridos acantilados, una marina con capacidad para embarcaciones de hasta 30 metros, y 14 exclusivos campos de golf que albergan torneos internacionales de la modalidad.

Loulé

Loulé es una localidad en el campo del Algarve, que se destaca por su centro histórico, patrimonio construido y ambiente tradicional. Los puntos de interés incluyen las iglesias de fachada blanca, con ejemplos como Santuario de Nossa Senhora da Piedade del siglo XVI, el lugar de culto más grande para la Virgen al sur de la ciudad de Fátima y que es parte de un entorno verde, destacando por la imponente fachada blanca con dos campanarios y en cuyo interior podemos ver una rica imagen del siglo XVI, coronada en oro, conocida como Mãe Soberana. El Castelo de Loulé es otro punto de interés, con una arquitectura militar medieval, presentando trazas islámicas originales del siglo VIII, destacando las torres albarranas y el museo arqueológico integrado, cuya colección incluye artefactos encontrados en la comarca de Orígenes moriscos, romanos y lusitanos. Además de este museo, también destacamos otros sitios culturales, como la Casa da Cultura de Loulé, ubicada en el Edificio Duarte Pacheco que promueve algunos de los eventos artísticos más emblemáticos de la región y el Museo Municipal. de Loulé, con sus diversos museos, que se centra en la historia regional desde la prehistoria hasta la modernidad, sin olvidar las características gastronómicas y arquitectónicas.
Caminando por el casco antiguo de Loulé, desde el castillo hasta el centro histórico, encontramos partes de la muralla defensiva, y en Largo D. Pedro I encontramos Chafariz das Bicas Velhas. Cerca de allí, la Ermita de Nossa Senhora da Conceição es un punto de referencia y, a pesar de su sencilla fachada, alberga valiosos paneles del siglo XIX en su interior. El Mercado Municipal de Loulé aparece como un espacio de gran valor cultural y comercial en la región, destacando por su rica arquitectura, con influencia neoárabe con el arte nouveau, la fachada blanca y roja, con cúpula y ventanas moriscas. , con puestos tradicionales de coloridos productos regionales, como frutas y verduras, quesos, chorizo, pan, dulces regionales y puestos de pescado fresco. Aún en Loulé encontramos la Estatua de António Aleixo, una estatua a tamaño natural del poeta popular, sentada en un banco con una mesa en la que podemos leer algunos de sus versos inscritos. Entre los espacios religiosos de Loulé, destacamos el Antigo Convento do Espírito Santo, un monumento del siglo XVIII que alberga la Galeria de Arte Municipal, y el Convento de Santo António construido a finales de Siglo 20. XVII, cuya sencilla arquitectura de capucha acusa la permanencia de la orden religiosa de San Francisco, donde actualmente se utiliza para la realización de diversos eventos culturales. Entre el patrimonio religioso, nos referimos a la Igreja Matriz de Loulé gótica (o Igreja de São Clemente), construida sobre una mezquita, con énfasis en el campanario barroco, adaptado del anterior minarete musulmán. La belleza natural de la región se puede apreciar en Fonte do Cadoiço, un lugar idílico en el entorno urbano, con una pequeña cascada sobre una laguna y rodeado de vegetación.

Otros lugares de interés en Loulé

En el municipio de Loulé existen varios lugares de interés natural y cultural que forman parte del itinerario turístico de la región. Lugares como Rocha da Pena, un afloramiento rocoso donde encontramos una rica biodiversidad, paisajes de bosque y una ladera rocosa. Muy cerca, en Salir, encontramos un pueblo con un entorno agrícola y coronado por las ruinas de un antiguo castillo, donde prevalece la tradicionalidad en leyendas y fiestas. En esta comarca, la Fonte Benémola, atravesada por el arroyo de Menalva, aparece como espacio de paisaje natural protegido, cuya abundancia de acuíferos enriquece la diversidad de flora y fauna en un entorno salpicado de molinos, margaritas, vertederos y levadas que podemos conocer a través de paseos por su circuito peatonal, y la salvaje Ribeira de Algibre, que encontramos cerca, también merece una mención. En esta región, cultura y naturaleza conviven en Quinta da Tôr, un viñedo y bodega que lleva la tradición vitivinícola y el sabor de los vinos de la región que se extienden hasta la parroquia de Ameixial, ubicada en la sierra y territorio rural en la Serra do Caldeirão, que se destaca por su hospitalidad, costumbres y artesanías locales. Muy cerca encontramos Fonte da Seiceira, una fuente construida en el siglo XIX, un antiguo lugar de gran importancia para el suministro de agua rica en hierro, al que se le atribuyen propiedades curativas, cerca de la cual encontramos mesas de picnic. Igualmente atractivas para las actividades deportivas encontramos las Loulé Pools, con varios carriles interiores y exteriores para nadar.
Avanzando hacia el Algarve Oriental, encontramos la ubicación de São Brás de Alportel, un pueblo tradicional de la cultura agrícola del corcho, que se extiende por el valle, con vistas a las montañas e incluso cerca del océano. Aquí, destacamos el Museo del Traje de São Brás de Alportel, incorporado en un edificio de arquitectura burguesa, donde la colección nos muestra los trajes típicos de la región del Algarve. En el mismo lugar, la Igreja Matriz de São Brás de Alportel, del siglo XV, reconstruida en el siglo XVI y recuperada tras el terremoto de 1755, nos presenta el raro baptisterio de mármol, un material insólito en los monumentos de la comarca, y lienzos pintados del siglo XVII de gran valor, dispuestos en el presbiterio.

Vilamoura

Vilamoura es un resort perteneciente a la parroquia de Quarteira, un balneario en la región de Loulé particularmente buscado por el estilo de vida saludable de la vida al aire libre, entusiastas del golf y entusiastas de la navegación. En Vilamoura encontramos varios espacios turísticos dedicados exclusivamente al golf, todos ellos reconocidos internacionalmente por la calidad de sus campos. El campo Laguna ejemplifica esto, siendo un campo de 18 hoyos, integrado en un terreno costero relativamente plano con pocos árboles, salpicado de obstáculos como lagos y bunkers. Dom Pedro Millennium es otra opción, destacando por su diseño ecléctico, con espacios abiertos y salpicado de pinos, que es considerado uno de los mejores campos europeos para la práctica de este deporte, junto con el Old Course., el campo más antiguo de Vilamoura conocido localmente como “Grande Dama do Algarve”, que destaca por sus recursos sofisticados, prácticas de protección del medio ambiente y el cuidado de sus calles, integrado en un entorno de pinos piñoneros. También podemos disfrutar del campo Dom Pedro Pinhal, un campo de golf galardonado que es especialmente conocido por su hoyo 4, que representa un desafío adicional por requerir un tiro sobre un lago y un green. Por último, destacamos el Pestana Vila Sol, uno de los campos más famosos de la región, donde la fauna y la flora son muy respetadas, lo que le confiere un bello entorno mediterráneo, cortado por calles estrechas, con 27 hoyos que se extienden por tres campos de juego.

Vilamoura es un complejo turístico de referencia en Portugal, con varios puntos de interés, a saber, la Marina de Vilamoura, ubicada entre el océano y un espacio abierto flanqueado por jardines con palmeras, destaca por ser el primer puerto deportivo portugués , más premiado al mejor puerto deportivo nacional. Este puerto deportivo es visible desde la playa Rocha Baixinha Nascente, un lugar apto para la práctica de verano y donde los acantilados comienzan a dar paso a las dunas y la amplia arena. Aquí cerca del puerto deportivo encontramos el famoso Casino Vilamoura, propiedad del Grupo Solverde, donde podemos divertirnos y ver espectáculos en una decoración lujosa y vanguardista, o participar en las principales salas de juegos. Vilamoura es muy popular entre las familias, debido a las infraestructuras de vivienda de gran interés académico, a saber, el Colégio Internacional de Vilamoura, una de las instituciones educativas más prestigiosas de la región sur de Portugal, que presenta el plan de estudios nacional portugués, y el Plan de estudios de Cambridge, con un enfoque en el aprendizaje bilingüe y la excelencia en la enseñanza. Junto a esto, también destacamos el Centro Hípico De Vilamoura, recientemente distinguido por “Horse Republic” con el “Award Excellence”. Además de la inclinación familiar que dan las estructuras educativas y deportivas, el ocio para toda la familia está garantizado en espacios como el minigolf del Family Golf Park, el Observatorio de Aves de Caniçal de Vilamoura y la Estación Arqueológica Cerro da Vila, que nos invita a momentos de contacto con la naturaleza y la historia milenaria de la localidad. A este abanico se suma la playa de Vilamoura, donde podemos disfrutar de un océano tranquilo y arenas doradas, o cruzar el Passeio das Dunas, que conecta Vilamoura con Quarteira, una ciudad con conexión peatonal. conocido por las playas, el paseo marítimo y los edificios de apartamentos con vistas al mar, ubicados a 20 metros de la playa.

En Quarteira, el interesante Mercado do Peixe, ubicado junto al mar se identifica fácilmente por la fachada blanca y azul que lleva su nombre, es un lugar donde las tradiciones locales se perpetúan con la venta de pescado fresco. Desde aquí, siguiendo la avenida costera de Quarteira un paseo marítimo a lo largo de las aclamadas playas de Quarteira, que incluyen varias playas limitadas por embarcaderos de piedra, la playa semiurbana de Forte Novo (donde en realidad es posible ver rastros del Forte Novo del siglo XVI); la playa Lagoa do Almargem, rodeada por los acantilados rojos característicos del Algarve, que destaca por formar una pequeña laguna entre Ribeira do Almargem y el mar; la playa de Loulé Velho, con su entorno rural y amplia arena; las playas de Quarteira tienen la arena hasta la isla de Faro, pasando las playas de los balnearios Vale do Lobo, la playa de Ancão y la playa de Quinta do Lago, llevándonos a Parque Natural Ria Formosa, a la entrada de Faro, en el límite del aeropuerto.

Faro

Faro es la capital administrativa del Algarve, presentándose como una ciudad antigua, llena de historia, tradición y cultura. Posee un vasto patrimonio natural y construido, con énfasis en las playas y paisajes de la Ría Formosa. La llegada al sur de Portugal se puede realizar a través del Aeropuerto de Faro, una estructura que da servicio a la ciudad y al resto del sur de Portugal. En Faro, tenemos la oportunidad de caminar por calles con un toque más comercial, como la Rua de Santo António, conocida como la calle de las tiendas de Faro, y de sumergirnos en la historia, paseando por el centro histórico para conseguir conocer la ciudad vieja amurallada, con parada obligatoria junto al imponente Arco da Vila, el histórico y legendario Arco do Repouso y la Puerta Árabe, que constituye el único arco de herradura en el Algarve que se encuentra en su lugar de origen. En esta antigua zona, dentro de las murallas reforzadas por las dos torres de Albarrã, encontramos la Igreja de Santa Maria (o Sé de Faro), en una plaza ornamentada por el Monumento del Obispo Francisco Gomes de Avelar, figura destacada en la región por su contribución al desarrollo de la localidad. La Sé de Faro destaca por su arquitectura gótica, barroca y manierista, que se remonta al siglo XIII y trae trazas de los siglos XVIII y XIX en los valiosos detalles de su interior, con énfasis en los detalles en madera dorada, los paneles de la capilla, los azulejos y relicarios. De igual interés, frente a la estatua de D. Afonso III, encontramos el Convento de Nossa Senhora da Assunção, una iglesia de estilo manuelino que destaca por su pórtico renacentista y cúpula barroca, así como por las gárgolas que decoran la planta superior. Este convento alberga actualmente el Museu Municipal de Faro, dentro del cual encontramos una colección centrada en la historia de la comarca.

Faro también nos ofrece otros lugares de interés, como el jardín arbolado Manuel Bivar, correspondiente al centro de la ciudad, y donde se desarrollan diversos eventos culturales. La cultura en la ciudad también se manifiesta en las exposiciones del Centro Ciência Viva do Algarve, centradas principalmente en la ciencia y el ecosistema de Ria Formosa. Visitando este espacio, vale la pena dirigirse a Marina de Faro (o Doca de Faro), el lugar donde la tierra y el mar se unen, permitiendo el atraque de embarcaciones de recreo. Aquí, encontramos el Museu Marítimo Almirante Ramalho Ortigão, con tres salas dedicadas a la pesca, instrumentos y utensilios, así como el Ginásio Clube Naval, que incluye una escuela de vela y náutica recreativa. En Cais das Portas do Mar (Cais da Porta Nova) podemos embarcarnos en travesías marítimas por la Ría Formosa, incluso para acceder a algunos de los lugares más bellos de la región, como la Ilha Deserta con su playa de Barreta. En la zona limítrofe con la ciudad podemos disfrutar del Parque Ribeirinho de Faro, dividido en tres áreas verdes, donde encontramos una zona peatonal, un lugar donde la cultura y tradición del Algarve se perpetúan a través de las casas de pescadores en frente. de la ría.

Patrimonio cultural, religioso e histórico de Faro

La inmersión en la tradición tradicional de Faro implica visitar el Mercado Municipal de Faro, ubicado junto a la Catedral y cuyo edificio blanco destaca por su torre cuadrada central. Este mercado permite la compra de innumerables productos locales frescos, introduciéndonos en las costumbres del pueblo. La religiosidad es uno de los puntos fundamentales de esta tradición, que extiende la invitación a visitar las iglesias y capillas locales. En Largo do Carmo encontramos la Igreja do Carmo del siglo XVIII, un templo de estilo barroco donde destacan las decoraciones interiores en teja y madera dorada, así como la Capela dos Ossos adjunta, erigida en el siglo XIX. La Igreja da Misericórdia, una iglesia manuelina del siglo XVII; la Igreja de São Pedro, de sencilla fachada y un interior donde destacan la Capela do Santíssimo y su rico retablo barroco; la Capilla de Santo António do Alto, una capilla del siglo XVI que mezcla elementos arquitectónicos góticos, manuelinos, barrocos y rococó; la Iglesia de Nossa Senhora do Pé da Cruz, cuya fachada es un reflejo de la arquitectura de diferentes épocas y con una decoración interior del siglo XVII; y el Convento de Santo António dos Capuchos, construido en el siglo XVII, con una sencilla fachada y ornamentación, que sirvió durante algunos años como museo de arqueología. Faro es un lugar de tradición y muchos aficionados al fútbol, ​​donde se encuentra el Estadio São Luís, ubicado cerca de la iglesia del mismo nombre; los restos del paso romano por la comarca, en las Ruinas Romanas de Milreu y el Puente Romano en Estói y el Palácio de Estói, un conjunto de alto valor histórico y que data del Siglo XVII, donde actualmente funciona una posada.

Patrimonio natural de Faro

El Parque Natural Ría Formosa, cuya sede se encuentra en Quinta de Marim, está considerado una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal, correspondiente a uno de los humedales más importantes del país, permitiendo el encuentro con una gran diversidad de hábitats propicios para el desarrollo de una fauna y flora igualmente diversa, con un entorno integrado en la parte del este del Algarve entre el área de Ancão y Manta Rota, que consiste en un sistema de lagunas armonioso con una conexión entre la tierra y el océano. Para conocer la entrada a Ria Formosa, entre Quinta do Lago e Isla de Faro, podemos recorrer el Ludo Trail, un sendero de 7 kilómetros donde tenemos contacto con las lagunas, marismas y vida animal en su hábitat natural. . Aprovechando la pasarela que cruza la Ría Formosa, llegamos a Ilha de Faro, una de las playas del Parque Natural y la primera de las islas barrera que separan la ría del océano. Ilha da Armona e Ilha da Culatra también son lugares destacados para la observación de aves. Aquí hay pueblos con pequeñas comunidades de habitantes locales, que se manifiestan por sus tradiciones pesqueras, por las playas de arena, aguas cristalinas, por la oferta de infraestructuras de baño y restauración. Junto a Ilha da Culatra hay un pequeño pueblo con el nombre de Hangares, que debe su nombre a la existencia de infraestructuras abandonadas desde la época de la Segunda Guerra Mundial. Das ilhas-barreira, a Ilha do Farol é outra das riquezas naturais de Faro, devendo o seu nome ao Farol do Cabo de Santa Maria visível desde longas milhas, e apresentando-se como um local de grande belleza natural. Merecen mención la pequeña Ilha do Coco, Ilha das Alturas y islote del Corán, donde podemos ver a los mariscadores durante todo el año, actividad principal de muchos de los habitantes de Olhão y las islas de Culatra, Armona, Farol y Hangares. Viajando por la comarca poblada de Ría Formosa podemos ver pequeñas embarcaciones que sirven a la población local, permitiendo la pesca en la ría.

Olhão

Olhão es una ciudad nacida de un pueblo de pescadores, ubicada frente a la Ría Formosa, es un interesante centro urbano, social y turístico en el Algarve. Conocida como la “ciudad cubista”, destaca por presentar una arquitectura de origen árabe única en Portugal, con los cubos de sus casas encaladas, con bordes azules o grises. Entre los espacios llamativos de la ciudad destacamos los Mercados de Olhão, edificios rojos de arquitectura industrial del siglo XX, ubicados en la zona ribereña, donde la venta tradicional de productos permite el encuentro con algunas de las huellas del cultura local. A pocos metros del centro de la ciudad encontramos el Museo Municipal de Olhão, donde podemos visitar una colección de inclinación arqueológica y regional, ubicada directamente detrás de la capilla de Nossa Senhora da Soledade. En el corazón de Olhão, destaca la Iglesia Matriz de Nossa Senhora do Rosário del siglo XVIII, con la peculiaridad histórica de sus campanas de haber acompañado la revuelta popular contra los avances de la invasión francesa. Detrás de esta iglesia encontramos la Capilla de Nosso Senhor dos Aflitos, un lugar de culto buscado históricamente por las mujeres en los días de tormenta, cuando los hombres salían al mar.
En la ribera de Olhão encontramos espacios verdes, entre ellos el Jardim Pescador Olhanense, en el que destacan algunos bancos con patrones de azulejos con motivos náuticos. En la misma región, frente a los Mercados de Olhão, se encuentra el Caíque Bom Sucesso, una réplica de la embarcación que usaban los Olhanenses para navegar a Brasil, con el propósito de contarle al rey sobre el que había tenido lugar en la revuelta que expulsó a Napoleón del territorio portugués. Aún en la zona ribereña, encontramos el muelle de embarque de Olhão, un lugar donde podemos embarcarnos para visitar algunas de las islas barrera de Ria Formosa, incluida Ilha de Armona, Ilha da Culatra e Ilha do Farol.

Tavira

Tavira es una ciudad costera en el este del Algarve, con un paisaje marcado por Río Gilão cuando atraviesa la ciudad y desemboca en el Parque Natural de Ria Formosa. Tavira es especialmente conocida por su patrimonio religioso, que la hace conocida como la “Ciudad de las Iglesias”, aunque también merece destacarse el patrimonio natural y arqueológico. En Tavira tenemos la oportunidad de visitar el antiguo castillo de Tavira, cuya construcción original data del siglo XIII, disfrutando de las vistas panorámicas sobre la ciudad y el océano que tenemos desde las torres. La cultura local está muy marcada por la actividad pesquera y por la religiosidad, con la existencia de un gran número de iglesias. El Mercado Municipal de Tavira ubicado en la margen occidental, frente a la salida Ponte dos Descobrimentos, frente a las Salinas, camino al Muelle Águas Águas. Entre los lugares de culto, merece la pena visitar la Iglesia de Santa Maria do Castelo, que data del siglo XIII y con elementos góticos en los que destaca la original torre del reloj, la presencia de azulejos nacionales, los detalles tallados y la tumba de los siete caballeros de la Orden de Sant’Iago. Destacamos también la Iglesia de Nossa Senhora do Carmo barroca del siglo XVIII, con la magnífica cúpula pintada, donde está representada la santa que la nombra; la Igreja da Misericórdia del siglo XVI, considerada la iglesia renacentista más importante de la región; la Iglesia del Antiguo Convento de Santo António dos Capuchos, ornamentada con azulejos y detalles dorados; y también la Iglesia y Convento de Nossa Senhora do Carmo, que data del siglo XVIII, integra diferentes elementos de diferentes estéticas, con énfasis en el órgano, el tesoro sagrado barroco y los diversos elementos joaninos y rococó.

Además del alto valor de la religiosidad, el paso de pueblos como los árabes, los romanos y los fenicios por la región también marcó a Tavira. En esta ciudad podemos encontrar las Ruinas Fenicia de Tavira, con una muralla que data del siglo VIII a.C. y el Puente Romano de Tavira, un puente peatonal que se cree que fue reconstruido sobre un puente romano. que data del siglo III, con conexión entre las orillas del río Gilão, en el centro histórico de Tavira. Sobre el río Gilão (que aquí solo toma esta nomenclatura, ya que, desde la fuente y hasta el puente, se designa como río Séqua) también pasa el Ponte Ferroviária de Santa Maria, un puente de uso ferroviario y que integra la Línea del Algarve. El Núcleo Museológico da Pesca do Tuna, cuya colección cuenta la historia pesquera de la región en la captura de atún, se encuentra actualmente dentro del hotel Vila Galé Albacora. Cerca de este núcleo, encontramos la playa de Arraial Tavira, de aguas tranquilas y cálidas y bordeando la Ilha de Tavira, una isla que se extiende más de 12 km al oeste hasta Fuseta. Para acceder a la isla de Tavira podemos coger el “barco de carrera” en el muelle de embarque de Águas Águas. En el lugar donde el estuario se une al océano, todavía tenemos la posibilidad de ver el Moinho dos Ilhéus, un molino de mareas donde actualmente hay un vivero de las ostras portuguesas más aclamadas. También destacamos las Salinas de Tavira, donde encontramos la Ciclovia das Salinas y varios senderos aptos para caminar por el complejo, donde tenemos la posibilidad de observar paisajes idílicos y observar innumerables especies de residentes y migratorias. aves, incluidas bandadas de flamencos.

Golf es una de las actividades que podemos practicar en la región de Tavira, con varios desarrollos de lujo y grandes campos de golf. En las cercanías de Cabanas de Tavira, Benamor Golf es un campo con campos rodeados de un paisaje de mar y montaña, que permite la práctica del golf en un entorno sereno y natural. En Quinta da Ria ubicada entre Cabanas de Tavira y Vila Nova de Cacela encontramos dos campos de golf más, el Quinta de Cima Golf, un desafiante campo de campeonato, con calles largas y varios obstáculos de agua, salpicado de árboles; y Quinta da Ria Golf, un campo de 18 hoyos, integrado en el Parque Natural de Ria Formosa y con un bello entorno natural. Otra opción, y también una de las más aclamadas de la región, es el Monte Rei Golf, ubicado al norte de Vila Nova de Cancela, que consta de una de las pocas rutas Jack Nicklaus Signature en Europa, considerada el mejor campo de golf portugués. También podemos disfrutar de la ruta natural y desafiante de Quinta do Vale Golf y el desarrollo Castro Marim Golf, que se destaca por sus tres campos de nueve hoyos, sus magníficas vistas. El Colina Verde Golf, ubicado al norte de Fuseta se integra en un entorno natural campestre, con un campo de golf de 9 hoyos, apto para principiantes en la práctica del golf.

Patrimonio natural de Tavira

En la comarca de Tavira y sus alrededores, encontramos numerosos espacios de interés natural, entre los que destacan algunas playas. Praia da Terra Estreita es una hermosa lengua de arena, ubicada en el nacimiento de Praia do Barril, el lugar donde una antigua comunidad de pescadores dejó un verdadero cementerio de anclas de los viejos barcos de pesca de atún. En la localidad, la práctica del naturismo es posible en la zona de Santa Luzia, donde encontramos la Praia do Homem Nu, una playa muy salvaje y desértica, que nos invita a entrar en contacto piel con naturaleza. Muy cerca, la playa Barra da Fuseta ofrece la mayor tranquilidad y, conectando con ella, en el extremo este de Ilha da Armona encontramos la playa Ilha da Fuseta, bordeando el pueblo pesquero homónimo. Subiendo la Serra de Monte Figo encontramos dos lugares propicios para observar los mejores paisajes de la región: el Cerro de S. Miguel (o simplemente Monte Figo), con un mirador que cubre gran parte del costa sur del Algarve, y Cerro de Cabeça, en la parte oriental de la montaña, donde encontramos formaciones kársticas de gran valor geológico. Otro paisaje increíble que podemos encontrar es en la Presa de Odeleite, ya que el embalse de esta presa toma la forma de un dragón azul, símbolo de suerte y poder de la cultura china, que le da a la región el nombre “Rio do Dragão Azul “. Finalmente, tenemos la oportunidad de conocer otros puntos de valor natural en la localidad visitando la Mata da Conceição, en el Bosque Perimetral de Conceição de Tavira, donde encontramos un merendero y nos puede observar aves residentes y migratorias en la armoniosa y natural Cascada de Pego do Inferno, considerada una de las cascadas más hermosas de la región del Algarve.

Cacela Velha y Cabanas de Tavira

Saliendo de Tavira por la costa sur hacia España, encontramos Cancela Velha, un pueblo antiguo, de casas encaladas, rico en tradición y tranquilidad. Aquí se nos invita a visitar lugares emblemáticos, como el Fuerte de Cacela Velha (o Fortaleza de Cancela), con su destacada posición y entorno natural; la Igreja Matriz de Cacela Velha del siglo XVI y la playa de Cacela Velha, ubicada al sur de la localidad. La playa de la Fábrica, ubicada en el caserío del mismo nombre, es un paso obligado, caracterizado por estar en medio del océano y el acceso, realizado mediante la compra de un boleto de ida y vuelta durante la temporada de baño, en pequeñas embarcaciones locales. En Cabanas de Tavira, donde encontramos la playa Lacém Mar, una playa de ría, ubicada en una estrecha lengua de arena natural, más allá de la cual se encuentra la Ilha de Cabanas, un lugar que invita la observación de aves playeras. En la región, vale la pena visitar la Avenida Ria Formosa, que nos lleva en dirección al Fuerte de São João da Barra, ubicado en una colina junto a la Ría Formosa, al este de Cabanas de Tavira. También destacamos otros lugares de interés que podemos visitar, como el Forte do Rato (o Forte de Santo António de Tavira), ubicado en la desembocadura del río Gilão, y también la Playa Cabanas y Praia da Forte da Barra, que se evidencian por la gran belleza natural, integrada en el Parque Natural de Ria Formosa.

Castro Marim

El Parque Natural Sapal de Castro Marim y Vila Real de Santo António, creado en 1975, corresponde al primer parque natural portugués y uno de los humedales más importantes de Portugal. Su finalidad es la conservación de los ecosistemas locales y el patrimonio natural y paisajístico, ubicado cerca de la desembocadura del Guadiana, extendiéndose entre Castro Marim y Vila Real de Santo António. En este espacio, la reserva está conformada por marismas, salinas y esteros, donde diferentes paisajes albergan una gran diversidad de fauna y flora, y también es un lugar propicio para la observación de aves. En su borde, la localidad de Castro Marim ofrece también algunos puntos de interés patrimonial, de los que destacamos el Castelo de Castro Marim representa una fortificación de gran interés histórico, ubicada en una posición privilegiada a la derecha ribera del río Guadiana. El Fuerte de São Sebastião fue construido aquí durante las Guerras de Restauración para la defensa de la región, debido a la gran importancia estratégica de la elevación natural del terreno, en el lugar donde anteriormente se ubicaba la capilla del mismo nombre. . También en Castro Marim, podemos visitar la Estatua del Caballero Medieval, una interesante estructura de hierro ubicada en las inmediaciones de Igreja de Santiago.

Vila Real de Santo António

Vila Real de Santo António es una ciudad construida por Marques de Pombal. A lo largo de una larga avenida costera con edificios históricos frente al río Guadiana, encontramos el puerto deportivo de Vila Real de Santo António. En el centro de la ciudad encontramos las calles con tiendas y la Praça Marquês de Pombal, siendo el centro de la ciudad con carácter comercial y turístico, de arquitectura pombalina. En la plaza encontramos la Igreja Matriz, un obelisco coronado en honor a D. José I y cuatro torreones que adornan sus cuatro esquinas. Además del patrimonio construido, la ubicación cuenta con espacios naturales emblemáticos, como el Bosque Nacional de las Dunas de Vila Real de Santo António, y nos lleva a conocer algunas de las playas más turísticas del país. Aquí también encontramos el Farol Vila Real de Santo António, con su torre circular visitable y que sigue funcionando en la actualidad. Desde aquí, recorriendo la ribera del río Guadiana, también se nos invita a visitar lugares de gran interés cultural, como el Archivo Histórico Municipal António Rosa Mendes, donde encontramos una colección de documentos históricos sobre la comarca; el tradicional Mercado Municipal y el emblemático Centro Cultural António Aleixo, que acoge numerosos espectáculos en la región. Finalmente, a pocos minutos, encontramos el Parque de Aventuras Vila Real de Santo António, ideal para actividades radicales en contacto con la naturaleza.

A medida que nos dirigimos hacia el oeste hacia el atardecer, nos encontramos con Monte Gordo, Altura y Vila Nova de Cancela, tres municipios aclamados del sur de Portugal, que destacan por sus playas e integración de elementos de De interés cultural y familiar, playas turísticas de aguas cálidas y arena blanca, accesibles y dotadas de toda la infraestructura imprescindible para el ocio, incluidos bares y restaurantes. En Monte Gordo también encontramos el Casino de Monte Gordo con varias salas de juegos y una agenda con varios espectáculos. Además de la playa de Monte Gordo, podemos optar por la natural Praia Verde, una playa marítima ubicada al abrigo de pinos piñoneros, en el corazón del este del Algarve. Si vamos hacia el oeste, encontramos la playa de Alagoa en Altura, Praia da Lota y Praia da Manta Rota, que se extiende hasta la península de Cacela.

Albufeira (frontera del Algarve occidental)

La ciudad de Albufeira es una ciudad en la costa del Algarve, que nació de un antiguo pueblo de pescadores, que aún conserva gran parte de su herencia y cultura antiguas. Albufeira tiene una fuerte característica turística, ofrecida por la riqueza patrimonial en su centro histórico, por los numerosos bares que garantizan la vida nocturna (incluido el casco antiguo y la zona de The Strip Albufeira)), para los espacios de interés cultural, a saber, las exposiciones de Galeria Municipal de Albufeira, el ecléctico Museu de Arte Sacra de Albufeira o el tradicional Mercado Municipal dos Caliços. La perpetuación de la religiosidad en lugares como la Iglesia de Sant’Ana del siglo XVIII; la Igreja de São Sebastião, erigida en el siglo XIII en la Praça Miguel Bombarda, que tiene rasgos típicos de la región y elementos de estética manuelina y barroca; y el Convento de Nossa Senhora da Orada, de arquitectura típica del Algarve, que, aunque data del siglo XVI, fue completamente reformado en el siglo XVIII. El gran interés histórico y cultural de Albufeira convive con las costumbres locales y la belleza natural, como podemos ver en Marina de Albufeira y Miradouro Porto de Pesca, lugares donde se perpetúa la tradición pesquera de la región, desde donde podemos vislumbrar la belleza costera de la costa costera.

A lo largo de la costa, podemos tomar el camino costero que nos lleva desde el Miradouro do Peneco a la Igreja de São Sebastião, pasando por la turística Praia do Peneco, junto a la cual las calles de Tambores y el almirante Gago Coutinho permiten vislumbrar el paisaje costero. Tradicionalmente, la Praia dos Pescadores es una de las más conocidas de la ciudad, por su arena clara y escasa ondulación marina. Cerca de la plaza junto a la playa, encontramos el Monumento aos Pescadores y en lo alto del acantilado accedemos al Miradouro do Pau da Bandeira, desde donde podemos tener vistas panorámicas sobre el pueblo y el mar. A medida que avanzamos hacia el Este, encontramos playas menos urbanas y más naturales, como Praia dos Alemães, Leixão dos Alhos o Praia dos Aveiros, ubicadas al abrigo de las costas de los acantilados. . Más emblemáticas, la Praia da Oura y la playa de Santa Eulália ofrecen un escenario natural, con un entorno salpicado de arena verde, dorada y un mar propicio para la práctica de deportes acuáticos. Al este, junto a la playa Balaia, podemos practicar otro tipo de deportes, aprovechando el campo de golf de nueve hoyos del Campo de Golf Balaia, apto para jugadores de todos los niveles. Muy cerca, el Parque Aventura merece ser destacado, por ser un lugar dedicado a la práctica de la escalada de árboles, muy apreciado por niños y adultos.

Playas de Galé y Galé

Galé es una parroquia costera de Guia, ubicada al oeste de la ciudad de Albufeira, conocida por la riqueza natural de sus playas y acantilados, integrando además un complejo turístico con todas las infraestructuras esenciales. Las playas de Galé se suceden a lo largo del litoral desde Praia da Galé (Oeste) y hasta Praia de Arrifes, presentando características como belleza natural, arena dorada, acantilados escarpados, afloramientos rocosos y el hecho que son destino de fondeo y tour en velero y yate. Estas playas están conectadas por un sendero junto al acantilado, lo que permite el encuentro con la plenitud de su belleza natural. Caminando por el sendero Galé en dirección Oeste / Este, encontramos playa São Lourenço, playa Manuel Lourenço, playa Balbina, Praia do Balbina Evaristo , Praia do Castelo , Praia da Coelha , Praia de Maré das Porcas , Praia das Salamitras , Praia da Ponta Grande y Small , Piratas Playa y Playa de São Rafael **. Estas pequeñas playas de características muy similares, protegidas del viento por las rocas, con aguas transparentes, muy buscadas por quienes buscan momentos de mayor tranquilidad por estar alejados del casco urbano.

Pueblo y playa de Olhos d’Água

Olhos d’Água es un pueblo de Albufeira, con un toque pintoresco y tradicional, cuyas playas marcan la frontera entre el este del Algarve (con una característica más arenosa) y el Barlavento (con una característica rocosa). Una de las hermosas playas a las que podemos acceder desde Olhos d’Água es la playa de Maria Luísa, que destaca por los tonos de sus acantilados, que contrastan con el azul marino y donde podemos disfrutar de diversas infraestructuras de apoyo y navegación. o windsurf. El nombre de esta localidad proviene de los manantiales de agua dulce que hay en la playa (ojos de agua) allí, que podemos vislumbrar durante el mar bajo, también conocido como Olheiros de Água Doce, ubicado entre la playa de Olhos d’Água. y la playa Barranco das Belharucas (una playa entre el largo acantilado y el océano) que se encuentra en el extremo occidental de la playa Falésia, una playa conocida por sus 5 kilómetros de arena, que se extiende hasta Vilamoura , cubierto durante todo el año por los amantes del senderismo. Cerca de esta playa, el Miradouro da Falésia es un lugar que nos invita a detenernos para contemplar la belleza natural de la región. Desde la playa del Barranco das Belharucas tenemos acceso al Pine Cliffs Golf e Resort, un complejo turístico de lujo donde podemos disfrutar de un hotel, servicios de SPA y del campo de golf de 9 hoyos, especialmente conocido por la desafiante sexto hoyo Par 3. En el camino del acantilado, el pueblo de Açoteias es otro tesoro de Albufeira, donde podemos disfrutar de la belleza natural del acantilado y la tranquilidad de la playa de Açoteias. A lo largo del sendero que une Olhos d’Água y Vilamoura, junto a la playa y por senderos en lo alto del acantilado, podemos encontrar dos playas más que merecen mención, la Praia dos Tomates, con su acantilado de arcilla y rubra, y la Praia da Rocha Baixinha, donde el acantilado comienza a desaparecer para dar paso a las dunas de arena.

Paderne

Paderne es un pueblo rural perteneciente al municipio de Albufeira, en el que encontramos elementos patrimoniales de gran valor. Entre estas, destacamos la Igreja Matriz de Paderne o Igreja da Senhora da Esperança, del siglo XVI, remodelada a lo largo de los siglos, integrando elementos arquitectónicos de estilo manuelino y renacentista, siendo los elementos visuales que más Destacan el estilo barroco de los retablos del presbiterio y de la capilla del Santíssimo. En Paderne podemos visitar el Puente Medieval, ubicado en el arroyo Quarteira cerca del castillo, reconstruido en el siglo XVIII. Por último, también destacamos las ruinas del Castillo de Paderne, cuya primera referencia data del siglo XII, y que se ubica con vistas al arroyo Quarteira, representando uno de los castillos que aparecen en la bandera nacional, en el caso de una pequeña fortificación de origen musulmán que integraba la línea defensiva de la comarca. Estos atractivos son muy buscados por los amantes de los paseos por la naturaleza.

Parques temáticos y acuáticos

La región del Algarve invita a quienes buscan equipos temáticos, con un toque natural y acuático. Uno de los parques temáticos más grandes de la región del Algarve es el Zoomarine Algarve, un lugar donde podemos contemplar innumerables especies marinas, aves exóticas y reptiles, interactuar con delfines, ver espectáculos y disfrutar de piscinas, toboganes y algunas atracciones características. de los parques de atracciones. Entre Quarteira y Loulé, encontramos el Aquashow Park, conocido por su piscina de olas, donde podemos disfrutar de atracciones que incluyen una montaña rusa, pistas suaves, varios toboganes y piscinas aptas para todas las edades. Similarmente, el Aqualand Algarve en Alcantarilha ofrece actividades que mezclan adrenalina, ocio y relajación, adoptando una tendencia familiar en un entorno donde predomina el agua. Finalmente, el famoso Slide & Splash ubicado entre Lagoa y Portimão ofrece diversificado entretenimiento acuático, así como espectáculos y servicios de SPA, en un entorno con espacios temáticos, adaptados a todas las edades y gustos personales.

Portimão

Portimão es una ciudad de tradición pesquera, ubicada en el estuario del río Arade, conocida por sus playas, costumbres, patrimonio religioso y la preservación de la cultura local. Al visitar la ciudad de Portimão encontramos huellas evidentes de su alma pesquera, en espacios como Marina de Portimão, Porto Comercial y Clube Naval, y un paseo por el río por el Passeio Ribeirinho nos permite aprovechar los servicios de catering tradicionales, degustando los sabores del mar de la región. El Mercado Municipal de Portimão es otro lugar donde se nos invita a conocer un poco mejor esta tradición, con la venta de productos regionales, incluido el pescado. Una visita al Museu de Portimão, ubicado en el edificio de la antigua fábrica de conservas, y aún así identificado en su fachada, nos lleva a conocer mejor la identidad pesquera e industrial de la ciudad, con una colección que se centra en la identidad regional. Desde aquí, avanzamos hacia el centro de la ciudad en la Praça da República, donde encontraremos el jardín del mismo nombre, el jesuita Igreja do Colégio (o São Francisco Xavier), que ya ha cumplido con el papel de corte de la ciudad, y del siglo XVI Igreja Matriz de Portimão (o Iglesia de Nossa Senhora da Conceição), en cuyo interior sobresale el altar barroco con detalles dorados. Aunque más distante, junto a los astilleros, en la zona ribereña, la Capela de São José también merece mención, no solo por su sencilla y atractiva fachada, sino por la historia que se refiere al culto a las personas que trabajaban. en el mar.

El paso de los pueblos antiguos por esta región es algo que también estamos invitados a visitar en Portimão, en el Centro de Recepción e Interpretación de los Monumentos Megalíticos de Alcalar o con una visita a las Ruinas del Convento de São Francisco. de Portimão. Y, dado que el ocio es una parte importante de la esencia de la ciudad, vale la pena mirar la programación de Parque de Feiras e Exposições de Portimão y Portimão Arena. Además de estos lugares, integrados en un entorno natural, el Autódromo Internacional do Algarve es un gran atractivo en Portimão buscado por las emociones de campeonatos de Fórmula 1 y motocicletas GP, deportes que, junto al golf, resalte la localidad de Portimão en el mapa mundial. Aquí, la práctica del golf se ve favorecida por la existencia de campos de renombre internacional, incluidos los tres campos de Penina Golf; los campos polivalentes de Morgado Golf, adaptados a todos los niveles de golfista; y Alamos Golf, que es corto pero desafiante. Caminando por Tomás Cabreira, también estamos invitados a visitar la costa de Portimão frente al mar y Praia da Rocha, la playa más emblemática de Portimão, considerada entre las playas más hermosas de Portugal. , con una extensa playa, protegida por los acantilados y donde encontramos clubes dedicados a los deportes acuáticos, como surf o navegación de placer. Siguiendo el Molhe de Portimão, se nos invita a caminar hasta el Farol da Praia da Rocha rayado, al final donde se encuentra con el océano. Al inicio del embarcadero, la Fortaleza de Santa Catarina es el lugar a visitar, siendo un monumento militar del siglo XVI que sirvió de defensa costera.

En el lado opuesto de la playa, desde el Miradouro dos Três Castelos podemos observar la misma costa desde una perfectiva diferente, con una vista privilegiada sobre Praia da Rocha, y Praia dos Três Castelos, esta línea ser de playas se extiende, llevándonos a varias playas de arena, con estructuras rocosas y rodeadas de acantilados, incluyendo Praia do Amado, Praia dos Careanos, Praia do Vau, Praia do Alemão, Praia do Boião y la secreta y menos poblada Praia João de Arens, cuyo acceso puede ser un tanto desafiante, pero donde podemos encontrar una vista impresionante de la roca y el mar. Desde Portimão podemos caminar por el acantilado hasta Ponta João de Arens para ver la Gruta das Baratas en una plataforma que nos permite caminar sobre el vacío de una formación en forma de foso (algar), creada por la penetración del agua de lluvia en el acantilado de piedra caliza. Continuando caminando en dirección a Alvor, encontramos la pequeña playa de aguas tranquilas de Submarino, la romántica Praia da Prainha con pequeñas arenas aisladas por estructuras rocosas, que crean un ambiente más privado bajo los acantilados. ; y la Praia da Torralta, conocida por sus aguas cálidas y transparentes. En las inmediaciones del pueblo pesquero de Alvor, destacamos la riqueza de su patrimonio religioso, los humedales de la ría de la ría do Alvor, el Alto Golf, un campo de golf con campo 18 hoyos, integrado en Vau da Rocha en un entorno verde, salpicado de árboles y lagos. En Alvor, recomendamos visitar la amplia y turística playa de Alvor y visitar la Ría de Alvor, un sistema estuarino en el que se crea un importante humedal nacional, donde se puede observar la biodiversidad debido a la existencia de residentes aves y migratorias, en un entorno típico de pesca.

Ferragudo

Ferragudo es un pueblo en el lado este del río Arade, es una de las parroquias de la localidad de Lagoa en el Algarve que encontramos cuando nos dirigimos de Portimão a Carvoeiro, siendo una ruta en la que encontramos innumerables lugares. de patrimonio e interés natural. Comenzamos cruzando el Puente Ferroviario de Portimão por el río Arade, que se distingue por sus arcos de hierro, y encontramos el puerto pesquero y los Astilleros de Portimão. El Parque Municipal Sítio das Fontes, ubicado en su orilla, nos presenta un pequeño parque de gran riqueza natural, histórica y cultural, que integra varios entornos mediterráneos, una enorme biodiversidad y vestigios de las actividades medievales de la región. En dirección a Ferragudo caminando por la Rua Infante Santo, nos dirigimos a la Iglesia de Nossa Senhora da Conceição, con una fachada blanca y amarilla, en cuyo interior se encuentra un conjunto de imágenes de los siglos XVI, XVIII y XIX. Cerca de esta ubicación, Praia Grande y Praia da Angrinha representan las playas del estuario del Río Arade, con una arena rodeada de acantilados y vegetación. Habiendo servido para la defensa de este río, encontramos aquí el Castelo de São João do Arade del siglo XVI. Praia do Molhe delimita el lugar donde el río da paso al océano, y la vecina Praia do Pintadinho. A continuación, encontramos el Faro de Ponta do Altar ubicado a 32 metros de altitud, construido en 1893, desde el cual podemos observar el paisaje costero costero y la ciudad de Portimão con énfasis en la Praia do Torrado y la playa de Caneiros. También merece mención la Praia da Afurada, cercana al Centro Hípico Casa Lusitana, que contiene una cueva y constituye una playa tranquila, con una inclinación casi privada. Desde aquí, procedemos a Praia do Mato, pasando Torre da Lapa, una antigua torre de vigilancia del siglo XVI clasificada como monumento de interés público cerca de Praia da Grilheria, una playa rocosa de de difícil acceso y rodeado de acantilados. De camino al Mirador de Arriba da Salgadeira, pasamos por la playa Vale da Lapa y la playa Cama da Vaca, que nos llevan a la playa más aclamada de Três Castelos. Carvoeiro, las formaciones rocosas de Praia dos Vale dos Currais y la pequeña y virgen Praia do Paraíso, esta última ya integrada en la gama de playas de Carvoeiro.

Lagoa

Lagoa es una ciudad del Algarve con herencia prehistórica y una tradición agrícola marcada por la producción de vino, con una fuerte tradición religiosa. Las actividades de baño y deportivas dieron a la región un aire más turístico, con los tres campos de golf locales, el Vale da Pinta Golf, el Gramacho Golf y el Vale de Milho Golf, se destacan por su ambiente natural y las estructuras destacadas a nivel europeo. Además del golf, la Ciudad de Arena y su Festival Internacional de Esculturas de Arena también son uno de los lugares destacados locales, presentándose respectivamente como el festival de esculturas de arena más grande del mundo. Desde la modernidad de la fiesta hasta la antigüedad de las tradiciones, Lagoa nos invita a conocer el patrimonio religioso, en el Convento de São José, un antiguo convento aislado, construido en el siglo XVIII del que destaca el claustro. y su pozo cisterna y la rueda expuesta, ubicada en la entrada; y en la Igreja Matriz de Porches (o Iglesia de Nossa Senhora da Encarnação), que data del siglo XVI, con una fachada sencilla, pero un interior enriquecido con azulejos e imágenes del siglo XIX que la adornan. Adosada a esta Iglesia, encontramos la Capilla de los Huesos de Alcantarilha, cuya ornamentación está realizada con más de 1500 huesos humanos.

Carvoeiro

Carvoeiro es un pueblo en el oeste del Algarve, conocido por sus playas y cuya pesca y práctica marítima marcaron la cultura y la tradición aún hoy visible. El Largo da Praia do Carvoeiro es el centro del pueblo donde encontramos un amplio paseo, rodeado de restaurantes típicos y pequeños espacios comerciales, junto a Praia do Carvoeiro, donde tenemos un entorno de acantilados amarillentos con vegetación y vistas a las blancas fachadas de las casas del Algarve. Este lugar se encuentra a pocos minutos de Praia do Paraíso, una pequeña playa a la que se puede llegar tomando la carretera del mismo nombre, que se extiende a lo largo del acantilado oeste. En sentido contrario y también a unos minutos, encontramos el Fuerte de Nossa Senhora da Encarnação del siglo XVII, que sirvió para proteger la región de los ataques de corsarios y piratas, y con el que estamos invitados a caminar. en la pasarela de Carvoeiro para disfrutar de las vistas al mar desde el Mirador de Falésia do Carvoeiro y visitar el Algar Seco, un lugar conocido por sus cuevas rocosas, que podemos visitar a pie, por bote o incluso kayak o tablas de paddle surf. Aquí, Olhos da Boneca es el algarve más conocido y uno de los más apreciados, debido a sus “ventanas naturales” al océano.

La Costa costera de Carvoeiro es una zona que destaca por su belleza paisajística, con numerosas playas ubicadas junto a acantilados y que poseen formaciones rocosas de gran interés y evidente belleza natural, lo que las convierte en atractivos para los paseos en barco por la región. . De difícil acceso y de reducidas dimensiones, la playa de Vale Covo es la primera que enumeramos, seguida de la playa de Vale de Centeanes, un espacio de baño resguardado por los acantilados circundantes, en una pequeña cala, donde las formaciones rocosas crean cuevas de gran interés visual y que es el punto de partida de la Ruta de los Siete Valles Suspendidos, considerado uno de los mejores senderos de Portugal y Europa debido a su emocionante posición en lo alto del acantilado con acantilados sobre el mar. Este sendero, de aproximadamente 6 kilómetros, nos lleva a caminar sobre el acantilado desde Praia Vale de Centeanes hasta Praia da Marinha, permitiéndonos estar en contacto con paisajes formados por playas recogidas, un océano con aguas cristalinas, acantilados de colores e interesantes formaciones rocosas (incluidas cuevas y algares), en un entorno único y natural.

De camino a la pequeña y protegida Praia do Vale Espinhaço, encontramos el Farol de Alfanzina, un faro centenario, ubicado en un promontorio rocoso que soporta la navegación local. La Praia do Carvalho ubicada camino a Benagil, un lugar de tradición pesquera donde destacamos el Algar de Benagil, una de las cuevas más famosas de su tipo en el mundo y uno de los lugares más fotografiados de Portugal, destacado por su estructura con aberturas al mar y al cielo, a las que se puede acceder por mar en pequeñas embarcaciones o tablas de remo. Las estructuras rocosas se suceden a lo largo de la costa, llevándonos a los arcos naturales del acantilado de piedra caliza y a otras playas en las que crean un entorno único, como lo ejemplifica la Praia da Corredoura o Praia da Marinha conocido por su fotografía que combina dos rocas abiertas para formar un corazón. Praia da Marinha es, de hecho, otro de los aspectos más destacados de la región, presentándose como una playa de arena blanca y mar en calma, clasificada como una de las cien mejores playas del mundo, que ofrece un entorno natural que es todavía bastante salvaje, rodeado por un acantilado esculpido y accesible desde una larga escalera. Además de esta playa, la belleza natural de las playas y formaciones rocosas en la costa de Carvoeiro continúa hasta Armação de Pêra, y en el camino, destacamos la Praia do Pau, la playa Malhada do Baraço , la playa Barranquinho y la playa Estaquinha. Junto a estos, lugares como el Algar dos Capitães, el Algar da Albandeira y el Arco de Albandeira merecen ser destacados por ser increíbles formaciones rocosas naturales. Antes de llegar a Armação de Pêra, destacamos la Praia de Albandeira, Praia das Fontainhas y Praia do Pontal, ubicadas en pequeñas calas que nos ofrecen un paisaje natural de gran belleza.

Armação de Pêra

Armação de Pêra es una parroquia de Silves, conocida especialmente por sus características naturales y sus playas. Aquí, podemos visitar Fuerte de Santo António da Pedra da Galé (o Fortaleza de Armação de Pêra) del siglo XVI, antes de pasar a los valiosos espacios naturales de la localidad. La biodiversidad de la flora y fauna local se puede observar en la zona húmeda de Lagoa dos Salgados, un lugar conectado a Praia dos Salgados apto para observación de aves que culmina en el complejo turístico de la finca homónima donde opera el pueblo turístico Salgados y el hotel Nau Salgados , donde se encuentra el campo de golf Salgados Golf . La playa de Salgados está conectada por la arena en una extensión aproximada de 4 km hasta la Praia Grande de Pêra , una playa más tranquila, de arena clara que sirve de refugio a varias especies protegidas de aves. Más urbana y poblada, la playa Armação de Pêra es una de las más concurridas por estar frente al perímetro urbano, así como la Praia dos Pescadores que merece mención por la presencia de artefactos pesqueros, entre ellos botes y redes ordenadas en la arena, recordando la naturaleza típica de esta práctica en la región Durante la práctica de la pesca, es posible observar un escenario espectacular en la actualidad: pescadores transportando botes de pesca por la playa hasta el mar, con la ayuda de tractores . En esta línea costera de zonas de baño, la playa Vale do Olival , la playa Tremoços y la playa Beijinhos también destacan por su entorno accidentado y natural, característica que se extiende aún más Playa Cova Redonda , Playa Cavalos , Playa Escaleiras y Playa Senhora da Rocha . En este último, encontramos el puerto pesquero del mismo nombre y la Iglesia de Nossa Senhora da Rocha que data del siglo XV o XVI, con vistas a la playa, construida sobre la roca. En el interior de esta iglesia costera encontramos una valiosa imagen del siglo XVI de la Virgen con Jesús . Continuando el camino hacia el oeste, encontramos Praia Nova y Praia do Barranco , que nos conectan más tarde, con Praia do Carvoeiro **.

Silves

Silves es una ciudad ubicada en las montañas del Algarve conocida por su tradicionalidad, entorno natural, playa y patrimonio construido. Silves fue una vez la capital de al-Gharb al-Andalus (Algarve). Entre sus monumentos, destacamos el Castelo de Silves, un ejemplar defensivo de origen árabe que ocupa un puesto que domina la ciudad, destacando por su plaza y almenas. A unos 600 metros, encontramos el Mercado Municipal de Silves, ubicado junto al Río Arade y cuya arquitectura, conocida como “Estado Novo” o arquitectura “Português Suave”, se refleja en su techo y en la esfera armilar ubicada junto al escudo de armas de la ciudad. Entre el patrimonio religioso, destacan la Sé Catedral de Silves (catedral erigida sobre una antigua mezquita) y la Igreja da Misericórdia de Silves del siglo XVI, ubicadas a pocos pasos, destacan. El Museo Municipal de Arqueología de Silves también se encuentra cerca de las iglesias, siendo el lugar ideal para descubrir una colección que hace referencia a la antigüedad de la región y a las personas que aquí vivieron. En Silves encontramos los campos de golf Silves Golf, el Amendoeira Faldo Golf y el Amendoeira O’Connor Junior Golf, si el golf no fuera uno de los deportes más aclamados en el Algarve, estos Los campos son visitados por golfistas de todo el mundo. Al oeste de la ciudad de Silves, la Cruz de Portugal que data de principios del milenio es otro lugar para visitar, una cruz de piedra caliza tallada que exhibe rasgos manuelinos y góticos-florales. Cerca de Silves, la belleza natural del embalse de la presa de Funcho y el embalse de la presa de Arade permite el encuentro con las cuencas hidrográficas, en un entorno verde e idílico.

Monchique

Monchique es un pueblo pintoresco en las colinas del Algarve, especialmente conocido por sus aguas termales a las que se atribuyen poderes curativos, por sus monumentos y por los espacios naturales de gran valor. En la localidad, la Igreja Matriz de Monchique del siglo XVI de arquitectura manuelina, con alusiones a la vegetación local, nos permite conocer una colección de valiosos objetos religiosos en su pequeño museo. El Convento de Nossa Senhora do Desterro construido en el siglo XVII, tiene un paisaje natural con características manuelinas. Pasando a Serra de Monchique, apodado localmente “Jardim do Algarve”, estamos invitados a contemplar la maravilla escénica de la región en Miradouro da Foia. El esplendor natural de la región también integra el Parque do Barranco dos Pisão, un espacio verde con mesas de picnic atravesado por un río, donde encontramos un monumental plátano centenario y un antiguo molino de agua. En la localidad, aún vale la pena visitar la cascada de la Cascata do Barbelote, la Presa de la Presa de Odiáxere (Barragem da Bravura) y la Presa de Odelouca, siendo esta última la principal responsable del suministro de agua en la región del Algarve.

Lagos

Lagos es una ciudad costera en el oeste del Algarve, conocida por su impacto en la historia de los Descubrimientos portugueses, la riqueza de sus playas y el vasto patrimonio histórico y cultural. Uno de los aspectos más destacados de esta región es el casco antiguo de Lagos, incluido dentro de las murallas, que solo podemos conocer caminando por las calles de piedra natural, por ser una zona exclusivamente peatonal. Los muros y torreones de Lagos, actualmente conocidos como Castelo de Lagos, pueden ser atravesados ​​por la Porta de São Gonçalo, ubicada entre dos imponentes torres. En Lagos todavía podemos encontrar en el Puerto Pesquero cerca de Marina de Lagos el arte tradicional pesquero, y en el Mercado Municipal, donde desde la terraza podemos acceder al Centro de Ciência. Viva de Lagos, una iniciativa cultural impulsada por el municipio, donde la ciencia y la tecnología se mezclan con un programa lúdico-educativo de gran interés para los más pequeños y también para los adultos. Avenida dos Descobrimentos, una avenida peatonal a lo largo del río Bensafrim, que se destaca por su paisaje constante de embarcaciones que navegan por el canal hacia la marina y el puerto pesquero.
Fuera del recinto amurallado de Lagos, podemos encontrar lugares de interés histórico y religioso, a saber, la Igreja de Santo António, erigida en el siglo XIII y recuperada en el siglo XVIII, dentro de la cual encontramos el conjunto más rico de talla barroca del Algarve, y el Museu Dr. José Formosinho. El Núcleo Museológico Rota da Escravatura o Mercado de Escravos, una atracción ubicada en el centro de la ciudad retrata la tradición del siglo XVI de vender esclavos traídos de África. Destacamos también la Iglesia Parroquial de Santa María de Lagos, del siglo XV en estilo renacentista, que incluye un valioso conjunto de imágenes religiosas de estilo rococó.

En el lado este del río Bensafrim encontramos playas y monumentos emblemáticos. La playa de São Roque, de arenas blancas y aguas transparentes, junto a la famosa playa de Meia, cuya arena se extiende a lo largo de 5 kilómetros, desde los muelles del faro de estribor de la ciudad hasta la Ría de Alvor. . En las dunas de la playa de Meia Praia encontramos las ruinas del imponente Forte da Meia Praia, un fuerte marítimo del siglo XVII de planta cuadrada creado con fines defensivos. La oferta de las playas permite la práctica de deportes de arena y mar, y otras modalidades, como el golf, se pueden practicar en el Palmares Golf, un campo de golf de 9 hoyos frente a la Ría do Alvor y al mar. .

Desde Lagos hasta Vila da Luz encontramos el campo Espiche Golf, que nos ofrece un hermoso entorno natural y un campo de 18 hoyos. Hacia Sagres, nos topamos con algunos puntos de alto interés lúdico y cultural, como es el gótico-románico Igreja Nossa Senhora de Guadalupe, que destaca por la sencillez de la fachada, integrada en un entorno natural junto a la carretera N125. a Vila do Bispo. Al llegar a este pueblo, nos encontramos con la Igreja Matriz de Vila do Bispo, una de las construcciones barrocas más importantes del Algarve, de la que destacan las paredes totalmente cubiertas por azulejos del siglo XVIII. En esta carretera encontramos la entrada a Santo António – Parque da Floresta Golf, un campo de golf rodeado de villas que se extiende por las colinas junto al tradicional pueblo de Salema.

Viajando por el sendero del acantilado de Lagos, en su conjetura circular, dejamos la Avenida dos Descobrimentos de Lagos, pasamos por el Belvedere de Praia da Batata para comenzar a vislumbrar un interesante conjunto de playas y espacios de patrimonio, natural y arqueológico. interés hasta llegar a la playa de Porto de Mós, una de las famosas playas del municipio, que destaca por sus altos acantilados, la calma del mar y los tonos azules y verdes de su entorno.
A lo largo de este camino, encontramos el Clube de Vela de Lagos y la Praia dos Estudante, así como el Puente Romano de Lagos que se superpone a la playa formando un arco en un paisaje natural. Conectado a este, encontramos la Praia do Pinhão y justo después del Mirador de Praia do Canavial desde donde podemos vislumbrar un extenso paisaje sobre la costa costera, cortada por el acantilado. Praia de Dona Ana, Praia do Camilo, Praia da Boneca, Praia dos Pinheiros y Praia da Balança siguen esta línea de arena y delimitada por el acantilado, hasta llegar al final de Ponta da Piedade, en el punto más al sur de esta ruta. En el cabo Ponta da Piedade encontramos el mirador y el Faro de Ponta da Piedade del siglo XX, que apoya la navegación costera. En este lugar, las Cuevas de Ponta de Piedade también son un punto de parada obligatorio. Finalmente, avanzando hacia la playa de Porto de Mós encontramos la playa semicircular de Barranco do Martinho y la pequeña arena de playa de Canavial **, rodeada de acantilados de tinte amarillo.

Vila da Luz

Vila da Luz es un antiguo pueblo de pescadores tradicional situado a pocos kilómetros al oeste de Lagos, que en la antigüedad constituía un complejo romano. Vila da Luz forma parte de un paseo costero a lo largo de la emblemática Praia da Luz, una playa de arenas claras, rodeada de rocas y el acantilado, de la que destaca el Hito Geodésico de Atalaia, ubicado a más de 100 metros de altitud, y la Rocha Negra ubicada en el lado del acantilado hacia el mar. En los alrededores encontramos la Fortaleza del siglo XVIII y el mirador de Praia da Luz. El centro histórico del pueblo merece ser visitado para visitar la Iglesia de Nossa Senhora da Luz de Lagos medieval, de arquitectura gótica, manuelina y barroca. Volviendo a la costa y avanzando en dirección a Sagres encontramos la urbanización Praia do Burgau, que marca el límite del Parque Natural do Sudoeste Alentejano e Costa Vicentina al oeste; las ruinas de Forte de Almádena, también conocido como Forte da Boca do Rio; la tradicional y pesquera playa de Salema; y la Praia do Zavial, que nos deja a pocos kilómetros de Sagres.

Sagres

Sagres es un pueblo histórico en el Algarve, construido sobre las ruinas dejadas por el terremoto de 1755, conocido por ser el punto extremo del suroeste de Europa. También es el lugar donde se encuentra el Faro del Cabo de São Vicente, visualmente resaltado por su torre de mampostería y la proximidad al acantilado. El Cabo de São Vicente es un punto de referencia como punto de partida y llegada de una de las Rutas ferroviarias europeas GR11-E9, que conecta el Cabo de São Vicente en Portugal con San Petersburgo en Rusia, en una ruta costera de Europa Occidental. . Avanzando hacia el pueblo de Sagres, encontramos el Faro de Sagres, situado junto a la Fortaleza de Sagres del siglo XVI, cuya estructura defensiva, aún visible en la actualidad, data del siglo XVIII. Esta fortaleza se encuentra cerca de la Prainha das Poças, y a unos cientos de metros se encuentra la Iglesia de Nossa Senhora da Graça renacentista, de fachada blanca y trazo sencillo, dentro de la cual se encuentra el retablo de La madera dorada y el panel de azulejos renacentistas son elementos destacados. Aquí podemos visitar el Puerto Pesquero de Baleeira y disfrutar de la entrada tradicional de los barcos de pesca, visitar la Playa de Baleeira y la Playa de Martinhal, coronada por el conocido Martinhal Sagres Hotel Beach Family Resort. En Sagres hay algunas playas que son parte de la razón por la que Sagres es conocido como un destino mundial del surf, a saber, la urbana Praia da Mareta, Praia do Tonel y Playa de Beliche.

La costa oeste de Sagres es reconocida como un verdadero destino mundial del surf debido a las características de las olas oceánicas, proporcionando olas de alta calidad, y una variedad de playas de diferentes tipos morfológicos, con diferentes tipos de arena y fondo de roca, y Orientaciones geográficas creando olas para la práctica de diferentes niveles de surf. Praia do Tonel y Praia do Beliche destacan por su tranquilidad y formaciones rocosas, y cerca de Praia do Beliche podemos visitar la Fortaleza do Beliche, cuyos primeros registros históricos datan del siglo y que sirvió para proteger la región de los ataques de piratas y corsarios. Aún en la ruta de los surfistas, encontramos la Praia do Telheiro natural; Playa Ponta Ruiva, con sus escarpes e islas con un tinte rojo; la playa de Castelejo y el mirador de Castelejo; la playa Cordoama, playa Amado muy buscada por las familias de surfistas, debido a la facilidad de estacionamiento, la infraestructura y la extensa arena, la playa Portinho do Forno, playa de Zimbreirinha y la playa de Bordeira conocida por ser el lugar donde desemboca el arroyo Carrapateira, y por la arena larga. En Carrapateira, considerando el papel histórico y actual del océano para la región, recomendamos una breve visita al Museo del Mar y Tierra de Carrapateira, donde el papel del mar en las costumbres, prácticas, economía y se retrata la tradición de la región.

Aljezur

Aljezur es una ciudad del Algarve, bordeada por el mar y la montaña, que destaca por sus paisajes naturales y por su patrimonio histórico y cultural. El patrimonio natural de Aljezur está representado por el Parque Natural do Sudoeste Alentejano e Costa Vicentina, un área protegida nacional que se extiende a lo largo de más de 100 kilómetros a lo largo de la costa oeste de Portugal, entre la localidad de Alentejo de Porto Covo y el pueblo de Burgau en el Algarve, que abarcan los municipios de Aljezur y Vila do Bispo en el Algarve. Esta región tiene una enorme biodiversidad, que incluye especies animales y vegetales únicas en el mundo. La región destaca por la belleza natural de sus paisajes, marcados por los coloridos acantilados escarpados que son uno de los símbolos de este parque natural. A lo largo del parque natural se integran innumerables playas, con un entorno rocoso, arenas claras y en su mayoría con un mar propicio para la práctica de deportes acuáticos, incluido el surf. Entre las playas, destacamos pequeños pueblos situados frente al mar, con playas, estilos de vida y entornos muy propios, como Porto Covo, Vila Nova de Milfontes o Arrifana. El Parque Natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina también incluye ejemplos destacados del patrimonio construido, incluido el Faro del Cabo de São Vicente y otros espacios que marcan la historia nacional, como la Ponta de Sagres.

Con vistas al pueblo de Aljezur, el Castelo de Aljezur de origen árabe y arquitectura militar conquistado en el siglo XIII sirvió para defender el territorio, que actualmente destaca por su magnificencia en el punto más alto del pueblo. Entre los espacios patrimoniales construidos, destacamos la Igreja Matriz de Aljezur, un templo barroco y neoclásico del siglo XVIII que cuenta con una fachada blanca con campanario, y donde encontramos la imagen de Nossa Senhora da Alva , el patrón local. A pesar del rico patrimonio, las playas son el sello distintivo de la región. La Praia da Arrifana es un ejemplo destacado, una playa con bandera azul, ubicada en una ensenada y cuya larga arena está resguardada de los vientos del norte, y en esta playa podemos ver la Pedra da Agulha, una de los hitos visuales de la Costa Vicentina, y vislumbrar una vista privilegiada desde la Fortaleza da Arrifana. Unos kilómetros al norte, junto a la playa Medo da Fonte Santa, ubicada al norte de Ponta da Atalaia, podemos encontrar un espacio de alto valor arqueológico, con vestigios de un antiguo Ribat musulmán. Avanzando hacia el Norte, encontraremos la playa Monte Clérigo, integrada en un pequeño pueblo de veraneo, que destaca por su extensa arena y por la inusual plataforma rocosa que observamos durante la marea baja. En esta línea de playas, destaca la Praia da Amoreira, con un entorno verde de naturaleza; la playa de Carriagem y las formaciones rocosas que entran al océano; la playa Vale dos Homens, de gran belleza natural; la playa Samouqueira, donde podemos disfrutar de las cálidas aguas de una pequeña bahía y una interesante cueva que se puede cruzar durante la marea baja; la naturista Praia das Adegas; y Playa de Odeceixe, rodeada de matorral costero y acantilados negros.

La historia del Algarve

El Algarve ha sido poblado desde el año 1000 a. C. por varios pueblos, a saber, celtas, íberos, fenicios, cartagineses, romanos, vándalos, suevos, visigodos y árabes. El período de ocupación musulmana fue el más duradero y de gran importancia para el Algarve, durante cinco siglos (715-1249), alcanzando un alto estatus cultural y económico, principalmente en Silves, capital de al-Gharb al-Andalus del tiempo. La influencia musulmana todavía es visible hoy en muchos aspectos de la vida cotidiana de al Garb (en árabe significa “al oeste”), es decir, en las chimeneas del Algarve, en la formación de algunas palabras (casi todas las palabras portuguesas que comienzan con “al” tienen orígenes árabes), en los molinos de viento, en la carabela portuguesa, en los instrumentos náuticos y algunas técnicas agrícolas.
El Algarve fue conquistado el 29 de marzo de 1249 por el rey portugués D Afonso III, sin embargo fue durante la época de los descubrimientos portugueses cuando el Algarve tuvo un gran crecimiento económico, concretamente en las localidades de Sagres y Lagos, que alcanzó una gran importancia debido al establecimiento de residencia del Infante D Henrique, el gran impulsor de los Descubrimientos.

La región del Algarve experimentó una época de empobrecimiento entre los siglos XVII y XX, con especial atención a algunos eventos, a saber, el terremoto de 1755, que afectó profundamente a la región;

  • la fundación de Vila Real de Santo António en 1774 por el Marqués de Pombal;
  • la creación de la Compañía General de la Pesca Real del Reino del Algarve en 1773;
  • la revuelta de Olhão, que consistió en la revuelta del pueblo de Olhão contra las invasiones francesas el 14 de abril de 1808;
  • la creación del transporte marítimo de vapor entre Vila Real de Santo António y Lisboa el 2 de junio de 1853;
  • y la conexión de la línea de tren Faro-Barreiro el 21 de febrero de 1889.
    Desde la década de 1970, la economía del Algarve ha crecido con un fuerte enfoque en el sector turístico, inicialmente con la creación de los centros turísticos de Vilamoura, Quinta do Lago y Vale do Lobo, y luego desde la década de 1990 con la promoción de todos los región como un “destino para el sol y el golf”. El Algarve es actualmente la principal región turística de Portugal, ofreciendo calidad en varios nichos turísticos, a saber: golf; playas; complejos turísticos; marinas y náutica; observación de aves; vino; gastronomía; ecuestre y también con un fuerte componente de inversión inmobiliaria debido a la fuerte valoración y seguridad de la inversión.

Geografía del Algarve

Algarve limita al norte con Alentejo, al oeste y al sur con Océano Atlántico y al este con España, separados por el río Guadiana. Tiene aproximadamente 451 mil habitantes en un área geográfica de 5412 km2, una extensión de 135 km de longitud y una anchura máxima de 40 km. Con características totalmente diferentes en todo su territorio, el Algarve se divide en:

  • Barlavento Algarvio: es la parte occidental del Algarve, incluye los municipios de Albufeira, Aljezur, Lagoa, Lagos, Monchique, Portimão, Silves y Vila do Bispo. Los principales atractivos naturales son las playas de arena con acantilados, como la playa de Carvoeiro, el Parque Natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina, la cueva de Benagil, los pueblos de pescadores;
  • Sotavento Algarvio: la parte oriental del Algarve, con énfasis en el Parque Natural Ria Formosa, un parque natural que se extiende desde Quinta do Lago hasta Cacela Velha, entre las parroquias costeras y el océano, incluidos los municipios de Alcoutim, Castro Marim, Faro, Loulé, Olhão, São Brás de Alportel, Tavira y Vila Real de Santo António;
  • Algarve Central: es el área de encuentro entre el Barlavento y el Algarve Oriental, donde se encuentra el área del Triángulo Dorado, una triangulación entre los tres complejos turísticos Quinta do Lago, Vale do Lobo y Vilamoura, los complejos turísticos más demandados por los inversores extranjeros en el Algarve, responsables del gran crecimiento de los turistas internacionales desde la década de 1970. En torno al Triángulo de Oro, el Algarve ha desarrollado una economía de servicios relacionados con inversiones de lujo, en concreto en más de 30 campos de golf, hoteles de 5 estrellas, restaurantes con estrella Michelin, arquitectura, ingeniería, arquitectura de interiores, paisajismo, agencias inmobiliarias, supermercados de lujo (Apolónia y Baptista). La existencia del Triángulo de Oro en el municipio de Loulé dio lugar a que todas las parroquias aledañas aprovecharan este crecimiento, creando una oferta de empleo relacionada con el turismo y el servicio. Actualmente el resort Quinta do Lago se encarga de las transacciones inmobiliarias, en una sola propiedad, que fácilmente superan los 10 millones de euros, así como el resort Vale do Lobo. Quinta do Lago y Vale do Lobo son resorts destinados exclusivamente a una gran audiencia, mientras que el resort de Vilamoura ofrece un estilo de vida más familiar, habiendo crecido con un mercado más variado, con residentes portugueses e internacionales, a pesar de brindar un estilo de alta calidad. life, con una gama más amplia de servicios para turistas e inversores!

Litoral do Algarve:

La costa del Algarve es la zona más poblada de la región. Con aproximadamente 200 km de costa, el Algarve se divide en tres territorios:

  • el Planalto Vicentino, ubicado en el oeste del Algarve con paisajes de campos de dunas fósiles;
  • a Península de Sagres, conocida como promontorio de São Vicente, siendo el lugar del Algarve con la naturaleza en estado puro y salvaje. Los principales atractivos son las playas de acantilados con fuerte oleaje que propician la práctica del surf, el Cabo de São Vicente y la Fortaleza de Sagres, también conocida como Castillo de Sagres o Fuerte de Sagres;
  • costa sur: un territorio con acantilados de piedra caliza en el Barlavento y extensas playas de arena en el Sotavento

Barrocal Algarvio:

Barrocal do Algarve es la región ubicada en el centro interior del Algarve, entre la costa y las montañas del Algarve, con una extensión que comienza en el Cabo de São Vicente y se extiende hasta Castro Marim. Es el lugar donde encontramos algunos de los productos típicos del Algarve procedentes de árboles autóctonos, a saber, almendros, algarrobos, olivos e higueras. En Barrocal encontramos varios puntos de interés ambiental, geológico, paisajístico y cultural, como la Cascada Pego do Inferno, Cerro da Cabeça, Cerro de São Miguel, Rocha da Pena, Fonte Benémola, Nave do Barão, Castelo de Paderne y Castelo de Salir.

Serra Algarvia:

Serra Algarvia es una región ubicada en el norte del Algarve, en la frontera con el Alentejo, y cubre aproximadamente el 50% del territorio del Algarve, caracterizado por relieves montañosos, a saber:

  • la Serra de Monchique, designada por los árabes como Munt Sàquir (montaña sagrada), ubicada en el oeste del Algarve, con el punto más alto en Fóia, con 902 metros de altitud;
  • la Serra do Caldeirão, ubicada en el centro y este del Algarve, tiene el punto más alto de Pelados, con 589 metros de altitud;
  • la Serra de Monte Figo, abarca los municipios de Faro, Olhão, Loulé y São Brás de Alportel, tiene el punto más alto en el Cerro de São Miguel, con 411 metros de altitud;
  • e La Serra de Espinhaço de Cão, ubicada en el oeste del Algarve, tiene el punto más alto del hito geodésico de Poldra, con 248 metros de altitud.

Principales centros comerciales del Algarve

  • AlgarveShopping, ubicado en la parroquia de Guia, cerca de Albufeira;
  • Algarve Outlet Olhão, ubicado en la ciudad de Olhão;
  • Aqua Portimão, ubicado en la ciudad de Portimão;
  • MAR Shopping, Outlet e IKEA, ubicado cerca de la salida 13 de la autopista Via do Infante, entre Loulé y Faro;
  • Forum Algarve, ubicado a la entrada de la ciudad de Faro
  • Quinta Shopping, ubicado a la entrada del resort Quinta do Lago
  • Tavira Gran-Plaza, ubicado en la ciudad de Tavira

Aeropuerto Internacional de Faro

El Aeropuerto Internacional de Faro se encuentra a cuatro kilómetros de la ciudad de Faro. Es la puerta de entrada a la región con 36 campos de golf y más de 300 días de sol al año. Desde Faro podemos volar en Portugal a Lisboa, Oporto, Ponta Delgada en las Azores y Funchal en la isla de Madeira. Fuera de Portugal, el Reino Unido, Alemania, los Países Bajos y la República de Irlanda representan más del 80% de los vuelos que llegan al aeropuerto internacional de Faro. También hay conexiones aéreas entre el Aeropuerto Internacional de Faro a: Viena, Austria; Bruselas (Charleroi y National Zavetem) en Bélgica; Copenhague en Dinamarca; Madrid (Barajas) en España; Burdeos, Lille, Lyon, Marsella (Provenza), Nantes, París (Beauvais-Tille, Charles de Gaulle y Orly) y Toulouse en Francia; Ciudad de Luxemburgo en Luxemburgo; Oslo (Gardermoen) en Noruega; Praga, en la República Checa; Estocolmo (Arlanda) en Suecia; Basilea, Ginebra y Zurich en Suiza; y fuera de Europa, Toronto (Pearson) en Canadá.

Marinas y puertos refugio del Algarve

El Algarve es visitado por mar por marineros y cruceros de todo el mundo. Es uno de los destinos de llegada para los navegantes que cruzan el Océano Atlántico desde el continente americano, el Caribe, el norte de Europa y el Mar Mediterráneo.

  • Puerto deportivo de Vilamoura: ubicado en Vilamoura, es el primer puerto deportivo de Portugal, inaugurado en 1974. El puerto deportivo de Vilamoura ha recibido varios premios, a saber, Bandera Azul de Europa, Mejor Puerto Deportivo de Portugal otorgado por Publituris Portugal Trade Awards y el Marina de Distinción Internacional 2015-2017. El puerto deportivo de Vilamoura está aproximadamente a 160 millas de Lisboa, a 140 millas de Gibraltar y a 190 millas de Puerto Banús. Dispone de 825 amarres para embarcaciones de hasta 60 metros de eslora y 4 metros de calado. El puerto deportivo de Vilamoura es el campo de entrenamiento de regatas internacionales con el proyecto Vilamoura Sailing que atrae a regatistas olímpicos y profesionales de todo el mundo. Junto al puerto deportivo se encuentra el CIMAV, un club náutico fundado en 1975 que forma a jóvenes regatistas y organiza regatas de gran prestigio, como el Torneo Internacional Carnaval de Vela.
  • Marina de Albufeira: ubicada al oeste del centro de la ciudad de Albufeira, se inauguró en 2004 y recibió varios premios, a saber, Five Golden Anchors, otorgado por “The Yacht Harbour Association”; Segundo Mejor Puerto Deportivo de 2015, y Bandera Azul de Europa, único puerto deportivo de Portugal en recibir esta distinción por décimo año consecutivo. El puerto deportivo de Albufeira dispone de 475 plazas de amarre para embarcaciones de hasta 32 metros de eslora y 4,5 metros de calado.
  • Marina de Lagos: ubicada en la orilla este del arroyo Bensafrin, cerca del centro histórico de la ciudad de Lagos, fue inaugurada en 1994, habiendo recibido varios premios, a saber, Premio Ancla Euromarina, Bandera Azul de Europa , El premio Five Anchors Gold Anchor y el puerto deportivo Five Star Blue Star. El puerto deportivo de Lagos cuenta con 462 amarres para embarcaciones de hasta 30 metros de eslora y 3 metros de calado.
  • Marina de Portimão: es una referencia para yates de hasta 50 metros de eslora, con 620 amarres para embarcaciones de hasta 50 metros de eslora y 4,2 metros de calado. El puerto deportivo de Portimão cuenta con varios premios, incluidos los premios Global Anchor Awards otorgados por The Yacht Harbour Association, el premio Jack Nichol y el premio Bandera Azul de Europa.
  • Porto de Recreio de Olhão: ubicado en la ciudad de Olhão, en el corazón de la Ría Formosa, tiene capacidad para 320 embarcaciones de hasta 15 metros de eslora y 2,5 metros de calado.
  • Porto de Recreio de Tavira: puerto recreativo ubicado en Tavira, con capacidad para 70 amarres para pequeñas embarcaciones.
  • Porto do Recreio do Guadiana: ubicado en Vila Real de Santo António, con capacidad para 360 embarcaciones de hasta 20 metros de eslora y 3 metros de calado. El puerto recreativo de Guadiana incluye diversos servicios e infraestructuras, a saber, la Escuela de Vela de la Associação Naval do Guadiana.

Hospitales públicos en el Algarve

  • Centro Hospitalar Universitário do Algarve – Hospital de Faro;
  • Hospital del Distrito de Lagos / Centro Hospitalario Barlavento Algarvio;
  • Centro Hospitalar Universitário do Algarve – Hospital de Portimão.

Hospitales privados en el Algarve

  • Hospital de Loulé (Abierto 24 horas)
  • Grupo HPA SAUDE Hospital Particular do Algarve (Abierto 24 horas), con varios centros en Alvor; Gambelas, Faro; Hospital São Camilo, Portimão; Hospital São Gonçalo de Lagos.
  • Hospitales Lusíadas
Back to Top
error: